fbpx

Debes tener siempre en mente cómo fidelizar a tu cliente. Porque la primera impresión sí cuenta, y más cuando un cliente potencial entra por primera vez al salón. En ese momento ya puede decidir si volverá o no.

¿Cuántos de tus clientes se han podido sentir desilusionados al entrar en tu peluquería y encontrarse con un ambiente poco agradable?

Estarás conmigo en la importancia que tiene entrar en un salón de peluquería y que transmita buena vibra. A todos los niveles, equipo, mobiliario, iluminación o el propio aspecto del peluquero o peluquera que se coloque detrás del cliente para atenderle.

Una cosa está clara, o transmites paz y seguridad, o la primera visita puede convertirse en la última. Por eso, todo buen peluquero debe preocuparse por fidelizar a sus clientes y no traer, únicamente, clientes nuevos al salón.

Pero para conseguir esto, debes adaptar tu salón y conocer a tu cliente ideal.

En primer lugar, convierte tu salón en un lugar del que, ni tú mismo, quisieras irte nunca.

Un paso clave, como te decía anteriormente, es saber identificar el público al que te diriges. Esto es muy importante, ya que tu salón deberá hablar para ellos, deberá transmitirles sus mismos gustos, inquietudes y necesidades. 

Una vez decidas a qué público vas a dedicarte, simplemente te falta acondicionar el salón para que se sientan atraídos y quieran entrar.

Ojo, a la hora de decorar tu salón, debes tener muy clara tu Estrategia de Marketing. Y he aquí el kit de la cuestión. No solo se trata de decorar y acondicionar el salón, si no de repartir e incorporar variados y apetitosos incentivos.

¿Una pista? La zona de espera. 

Porque sí, aunque intentemos evitarlo, siempre acaban esperando. Pero es cosa tuya que la espera les parezca eterna, incluso para no querer volver, o hacérsela amena y distraída.

La sala de espera cumple aquí una misión fundamental. Ha de ser amplia, luminosa, acogedora… Que estimule sensaciones positivas y placenteras. Qué mejor que una música ambiental ligera y acompasada para acompañar a tu cliente, revistas y pantallas que le procuren informaciones de entretenimiento o de moda y tendencias. Un café, un té; agua, unas pastas… ¡Qué delicia! Y si, además, incorporas la zona de Shop en la sala de espera, ¡menudo festín!

@thedrybar

Una cosa está clara, un cliente animado y de buen humor gasta más de lo habitual. 

Como dueño de un salón de peluquería, debes tener en cuenta que el producto, eres tú. Tu persona, tu imagen, tu salón bien decorado y acondicionado, tu personal a cargo. Y sobretodo, tu capacidad técnica y creativa.

Si solo te enfocas en el beneficio, al principio te irá bien, pero a la larga irás en declive. Y seguro que ese no es, ni fue, tu objetivo al abrir el salón.

Así que ya sabes, conoce a tu cliente y haz de tu salón el edén de toda persona que entre por la puerta.

Si necesitas ayuda o no sabes cómo enfocar estrategia para fidelizar, puedes ponerte en contacto con nosotros.

En INSIDE HAIR trabajamos el método 360º donde el foco siempre está en el cliente final y en hacer que vuelvan al salón, una y otra vez.

WhatsApp chat